Impotencia masculina

Impotencia masculina

La impotencia masculina es un problema donde el hombre no puede mantener la erección el tiempo suficiente para concretar el coito, o ni siquiera consigue la erección. Las causas de la impotencia masculina se agrupan en psicológicas y físicas. La impotencia masculina es un trastorno muy común, que afecta a más del 50% de los hombres en algún momento de su vida.

La impotencia masculina afecta a casi el 50% de la población, en la mayoría de los casos se trata de un problema transitorio. Las causas de esta disfunción se dividen en dos grandes grupos:

orgánicas y psicológicas. Casi la tercera parte de los casos de impotencia masculina son de origen físico, con lo cual se observa que los problemas psicológicos tendrían una gran incidencia en la sexualidad masculina.

El tratamiento de esta afección depende del origen de la misma, siendo necesario en algunas ocasiones, administrar tratamientos combinados, frente a casos de impotencia masculina de origen psicológico y físico.

Se considera un problema si un hombre experimenta dificultades para logar o mantener la erección en más del 25% de las ocasiones. En la mayoría de los hombres, las dificultades eréctiles no afectan el deseo sexual.

¿Qué es la impotencia masculina?Impotencia masculina

Masters y Jonson (1970), definen la impotencia masculina como un trastorno que afecta la calidad de la erección del hombre, haciéndola insuficiente para la penetración, o imposibilitando el mantenimiento de la misma, o simplemente si no puede conseguirse.

La eyaculación precoz no es un problema de impotencia masculina, sino que es otra clase de trastorno. En general tiene origen fisiológico.

La infertilidad es diferente también de la impotencia masculina, ya que un hombre infértil no produce espermatozoides en cantidad suficiente o de calidad adecuada, pero su capacidad eréctil no tiene por qué estar afectada.

Causas de impotencia masculina:

En la erección interactúan el cerebro, los nervios, las hormonas, los vasos sanguíneos, y cualquier interferencia en este proceso puede constituir un problema de impotencia masculina.

• Enfermedades: diabetes, hipertensión, afecciones cardíacas, afecciones tiroideas, bajos niveles de testosterona, problemas circulatorios, depresión, lesión en la médula espinal, daños nerviosos, trastornos neurológicos.

• Medicamentos: reguladores de la presión arterial (en especial betabloqueadores), para el corazón, ciertos medicamentos para el tratamiento de úlceras pépticas, antidepresivos, pastillas para dormir.

• Consumo de drogas (alcohol, nicotina, cocaína, etc)
• Problemas de comunicación con la pareja.
• Estrés, miedo, ansiedad, enojo.
• Expectativas sexuales alejadas de la realidad.

La incidencia de la impotencia masculina crece con la edad, pero afecta a hombres de cualquier edad. En los hombres mayores las causas de impotencia masculina más frecuentes son las de origen fisiológico, mientras que en los hombres jóvenes la causa principal es psicológica.
Algunas formas de impotencia masculina son incurables, como la de lesiones en nervios y arterias ocasionados por la diabetes. La lesión de nervios ocasionada en ciertas operaciones de próstata y vejiga, que son irreversibles. En estos casos, puede implantarse un dispositivo en el pene, que permita la erección.

Calificación:
Recomendamos Leer

La andropausia es el período de disminución en la producción de...

0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse