Lupus

Lupus

Lupus es una enfermedad crónica inflamatoria originada en el sistema inmunológica, que se manifiesta en las articulaciones, la piel, los riñones y otras partes del cuerpo. En el lupus, el sistema inmunológico pierde la capacidad de reconocer la diferencia entre antígenos y tejidos y células propias del cuerpo.

El término lupus se refiere a varias formas de una enfermedad crónica inflamatoria que afecta al sistema inmunológico, y se manifiesta en las articulaciones, piel, riñones y otras partes del cuerpo.

El sistema inmunológico se encarga de las defensas del cuerpo frente a infecciones producidas por antígenos (bacterias, virus y otras sustancias extrañas), produciendo anticuerpos. El lupus es una enfermedad autoinmune, lo que significa que el sistema inmunológico perdió su capacidad para distinguir entre antígenos y los tejidos y células propios del cuerpo. Como consecuencia, el sistema inmunológico produce anticuerpos contra sí mismo, llamados auto-anticuerpos, los cuales reaccionan con los propios antígenos, formando complejos en el torrente sanguíneo, que son los responsables de las inflamaciones, el dolor y el daño a los tejidos.

En la mayoría de los casos, el lupus es una enfermedad benigna que afecta solamente a algunos órganos. En otros casos, puede causar daños severos, e incluso poner en riesgo la propia vida.

Tipos de lupus:

Existen tres tipos diferentes de lupus: lupus sistémico, discoide y medicamentoso.
• Lupus discoide o cutáneo: afecta solamente a la piel, sin atacar a los órganos. Es identificable por las ronchas que aparecen en el cuello, la cara, el cuero cabelludo. Para efectuar el diagnóstico se realiza una biopsia de las ronchas, en busca de cambios anormales. El lupus discoide por lo general no afecta a los órganos internos, por lo cual es inefectivo el análisis de anticuerpos antinucleares, que se usan en el diagnóstico de la forma sistémica. Hay un pequeño porcentaje de pacientes con lupus discoide (10%) que cambian a la forma sistémica, que ataca a casi cualquier órgano del cuerpo. No existe forma de prevenir esto. Existe la posibilidad de que estos pacientes hayan sufrido de la variedad sistémica siempre, pero su manifestación inicial eran las ronchas discordes.

• Lupus sistémico: por lo general es más fuerte que el lupus discoide, puede afectar a casi cualquier órgano del cuerpo, aunque algunas personas pueden resultar afectadas únicamente en la piel y las articulaciones. Los síntomas del lupus sistémico varían de un paciente a otro. El lupus sistémico experimenta períodos de remisión y períodos de recaídas.

• Lupus medicamentoso o secundario: esta variante se presenta luego de tratamientos prolongados con fármacos. Los síntomas coninciden con los del lupus sistémico. Los medicamentos relacionados con esta afección son: hidralazina (tratamiento de hipertensión arterial), procainamida (tratamiento de alteraciones del ritmo cardíaco). El lupus medicamentoso es más frecuente en los hombres, porque son medicamentos que se administran más comúnmente a los hombres. La incidencia de esta afección en los pacientes tratados con estas medicinas es muy baja. Por lo general, los síntomas van desapareciendo cuando se suspende la medicación.

Causas del lupus:

Las causas que provocan el lupus permanecen desconocidas, aunque hay un consenso que señala una predisposición genética, también se atribuye a la incidencia de los factores ambientales: infecciones persistentes (sobre todo bucales), antibióticos (en especial los derivados de las sulfas y penicilinas), la luz ultravioleta, el estrés, algunos otros medicamentos y las hormonas.Lupus

No se sabe cuales son los genes responsables de la aparición del lupus, pero se ha constatado la presencia de la enfermedad en miembros de una misma familia. Un gen presente en el cromosoma 1, está presente en algunas familias con lupus. El porcentaje de parientes cercanos que pueden desarrollar lupus es cercano al 10%, y en hijos de pacientes con lupus, la incidencia es del 5%.

El lupus afecta principalmente a las mujeres, pero puede atacar a cualquier sexo y edad, aunque la mayor frecuencia se presenta en mujeres adultas.
La sintomatología es la misma para hombres que para mujeres. El lupus se presenta con mayor frecuencia en mujeres africanas, indios americanos y personas de origen asiático, que en personas de raza caucásica, sin que se haya establecido el motivo de esta diferencia.
Sin embargo, la mayor incidencia en mujeres es explicada por factores hormonales. Se ha constatado un agravamiento en los síntomas de la enfermedad antes y después de los períodos menstruales y durante el embarazo. Los estrógenos pueden regular de alguna forma el progreso de la enfermedad.

Diagnóstico del lupus:
El diagnóstico del lupus se encuentra con dificultades, porque sus síntomas pueden camuflarse con los de otras afecciones, además de que la sintomatología es intermitente.
Para el diagnóstico del lupus se procede a una revisión minuciosa de la ficha clínica del paciente, complementada con pruebas de laboratorio rutinarias y exámenes especializados del estado inmunológico. No existe un único examen para determinar la existencia del lupus.

Calificación:
Recomendamos Leer

0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse