Corazón

Corazón

El corazón es el principal órgano del aparato circulatorio, que bombea la sangre a través del mismo. El corazón está compuesto por tejido muscular (miocardio) casi en su totalidad, y por tejido conectivo y fibroso (tejido de sostén, válvulas). Está subdividido en cuatro cavidades, dos izquierdas y dos derechas, separadas por un tabique medial.

El corazón es un músculo estriado hueco, cuya función es la de bombear la sangre a través de los vasos sanguíneos.

Anatomía del corazón:

El corazón está ubicado en el mediastino anterior, rodeado por una membrana fibrosa gruesa, llamada pericardio. El pericardio está formado por una capa fibrosa (de tejido conectivo y adiposo), y una capa serosa, que secreta el líquido pericárdico que lubrica la superficie del corazón, aislándolo y protegiéndolo de la fricción mecánica. El corazón está entre los pulmones en el centro del pecho, detrás del esternón.

El corazón está compuesto por tres tipos de músculos: músculo auricular, músculo ventricular, fibras musculares excitadoras y conductoras especializadas.
El corazón tiene forma de pirámide inclinada, con el vértice apuntando a los pies, su peso oscila entre 200-425gr, tiene el tamaño de un puño cerrado.

Las capas del corazón son:Corazón

Endocardio: membrana serosa de endotelio y tejido conectivo de revestimiento interno, está en contacto con la sangre.
Miocardio: es el propio músculo cardíaco, está encargado de impulsar la sangre por el cuerpo, por contracción.
Epicardio: es una capa serosa fina que envuelve al corazón. Esta capa se considera parte del pericardio seroso.

Ciclo cardíaco:

El ciclo cardíaco está conformado por una secuencia de movimientos, compuestos por tres etapas: sístole auricular, sístole ventricular y diástole. El corazón alterna entre una contracción y una relajación durante el ciclo cardíaco. La frecuencia del ciclo cardíaco es de aproximadamente 75 ciclos por minutos, o sea que la duración aproximada del ciclo es de 0,8 segundos.

En la sístole auricular, las aurículas se contraen expulsando la sangre hacia los ventrículos, al terminar, las válvulas atrioventriculares que comunican con los ventrículos se cierran, evitando el retorno de sangre hacia las aurículas. Es el cierre de las válvulas lo que produce el sonido característico del corazón.

Durante la sístole ventricular se da la contracción de los ventrículos, que envían la sangre hacia el aparato circulatorio, cerrándose luego, la válvula pulmonar en la derecha y la válvula aórtica en l izquierda (válvulas sigmoideas).

Finalmente la diástole, que es la relajación de todo el corazón, para facilitar la llegada de la sangre.
Son los cierres de válvulas los responsables de los sonidos que produce el corazón.
La expulsión rítmica de la sangre produce el pulso, que puede palparse en las arterias carótidas, radiales, femorales, etc.

Calificación:
Recomendamos Leer

0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse