Cáncer de piel

Cáncer de piel

El cáncer de piel es un crecimiento descontrolado de células cutáneas anormales. Abarca un conjunto de enfermedades neoplásicas de diferente diagnóstico y origen, cuyo nexo es la ubicación sobre la piel.

 

El cáncer de piel es el crecimiento descontrolado de células cutáneas anormales, que pueden expandirse a otros tejidos y órganos, si no se tratan. El cáncer de piel es un conjunto de enfermedades neoplásicas de diferente etiología, cuyo elemento común es su localización en la piel. Este grupo de tumores cancerosos comprende todos los tipos de cáncer de la piel, exceptuando al melanoma maligno, que es un cáncer que se desarrolla a partir de los melanocitos.

Existen distintos tipos de cáncer de piel, que se clasifican según el tipo de células epidérmicas involucradas.

 

Causas del cáncer de piel:

Entre los factores de riesgo de aparición de cáncer de piel están: • Exposición excesiva a los rayos ultravioletas, principalmente del sol. El grado de exposición está relacionado con el tiempo de exposición y la intensidad de la luz, y de la protección de la piel. Quienes viven en zonas donde la exposición solar es constante, tienen mayor riesgo de padecerlo.

• Lámparas y cabinas bronceadoras pueden ocasionar mayores riesgos de desarrollar un cáncer de piel.

• Exposición a ciertos productos químicos: arsénico, parafina, brea industrial, hulla, ciertos aceites.

• Exposición a ciertas radiaciones: radioterapia, etc.

• Lesiones, inflamaciones graves o prolongadas de la piel como: quemaduras graves, piel dañada por algunas enfermedades inflamatorias, la piel que recubre una zona de infección ósea grave.

• El tratamiento de la psoriasis que incluye psoralenos y luz ultravioleta.

• El xeroderma pigmentoso, esta condición hereditaria poco frecuente, reduce la capacidad de la piel de reparar los daños ocasionados al ADN, que resultan de la exposición a la luz solar.

• El síndrome de nevus basocelular que es una condición congénita poco frecuente, que ocasiona múltiples tumores cancerosos de las células basales. En general es hereditario.

 

Síntomas del cáncer de piel:

El cáncer de piel puede manifestarse a través de distintas marcas en la piel como manchas, protuberancias que aumentan de tamaño a lo largo de los meses, úlceras que no se curen antes de los tres meses.

• Carcinoma de células basales: son áreas de color rojo, planas y escamosas, o pequeñas áreas cerosas, translúcidas y brillantes, que ocasionalmente pueden sangrar con una lesión menor. Puede haber vasos sanguíneos irregulares visibles, o presentar áreas de color azul, café o negro.

• Carcinomas de células escamosas, pueden presentarse como protuberancias crecientes, de superficie áspera o planos, como manchas rojizas de la piel, que crecen lentamente. Estos tipos de cáncer de piel pueden aparecer como áreas planas que no muestran casi cambios respecto de la piel normal.

• Sarcoma de Kaposi, en general comienza como una zona pequeña morada que luego se convierte en un tumor.

• Micosis fungoide, similar a una erupción al comienzo, que suele aparecer en los glúteos, las caderas o la parte baja del abdomen. Puede confundirse con alergia u otra irritación.

• Tumores de los anexos, aparecen como protuberancias dentro de la piel.

• Sarcomas de la piel, se manifiestan como grandes masas ubicadas debajo de la piel. Tumores como el de células de Merkel, aparecen como nódulos rojo púrpura, o como llagas localizadas en la cara o en los brazos y piernas.

Es importante que el paciente mismo se autoexamine una vez al mes frente al espejo y de cuerpo entero. El examen debe abarcar también las palmas de las manos y las plantas de los pies, la región lumbar y la parte posterior de las piernas.

 

Prevención:

El factor de prevención más importante es evitar exponerse a los rayos ultravioleta sin protección.

Es importante evitar el sol al mediodía, cuando su intensidad alcanza el máximo de intensidad.

La ropa es una protección efectiva contra los rayos UV. Las telas de tejido apretado son más protectoras. Las gafas de sol deben tener un porcentaje de absorción de los rayos UV de un 99 o 100% y protegen los ojos y su contorno. Los sombreros de ala ancha también ofrecen una excelente protección para el rostro.

Los protectores solares con factor 15 de protección, deben utilizarse para las zonas de la piel que estén expuestas al sol.

El cáncer de colon es un tipo de cáncer que se aloja en la parte intermedia y más larga del intestino grueso. La zona del colon, por ser la encargada de almacenar y expulsar las heces, se ve expuesta a la acumulación de sustancias de desecho, lo que propicia la aparición de esta afección.
Calificación:
Recomendamos Leer

El cáncer de colon es un tipo de cáncer que se aloja en la parte intermedia...

El cáncer de colon es un tipo de cáncer que se aloja en...
La ausencia de síntomas de cáncer de estómago en la...
Las quemaduras de piel pueden, de acuerdo a su grado, ser...
0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse