Los ácaros

La alergia a los ácaros

Los ácaros son artrópodos de la clase Arachnida. Existen más de 30.000 especies identificadas de estos artrópodos. Poseen cuatro pares de aptas y su cuerpo está dividido en dos partes. Su ciclo vital es de 2-3 meses y pueden tener una o dos puestas de huevos de 20-40 unidades cada una.

Los ácaros pertenecen a la clase Arachnida (arácnida, con ocho patas), del orden de los artrópodos. Existen más de 30.000 especies identificadas, pero hay muchas más que no lo están.

Los ácaros del polvo doméstico son invisibles a simple vista, 200-500 micras. También pueden ser acuáticos o terrestres. Las garrapatas pertenecen a este orden, también hay parásitos de plantas, parásitos de animales y del ser humano, como el arador de la sarna y el del polvo.

Estos artrópodos poseen cuatro pares de patas, con el cuerpo dividido en dos partes, y su hábitat puede ser muy amplio. Sus excrementos suelen producir alergia y síntomas de asma. Se encuentran diseminados por todos los rincones de la vivienda humana, y se alimentan de las escamas desprendidas de la piel humana o animal, por lo que son abundantes en los lugares donde hay más desprendimientos de piel, colchones, mantas, almohadas, sofás, etc. Las temperaturas mayores de 20ºC, son ideales para su reproducción, sobre todo con humedades de 70-80%. A más de 1.100m sobre el nivel del mar, los ácaros no se desarrollan en buenas condiciones, por este motivo, se recomienda trasladarse a las montañas para combatir las alergias y el asma.

Su ciclo vital dura entre 2-3 meses, y pueden realizar una o dos puestas de huevos, de 20-40 unidades cada una. Los períodos de mayor reproducción son primavera y otoño.

Los excrementos de estos artrópodos y sus cadáveres, se dispersan en el polvo, que es inhalado por quienes habitan los recitos cerrados en que se encuentran, y este polvo es el responsable de las alergias.

Los síntomas de estas alergias incluyen: congestión, goteo de nariz, estornudos (principalmente durante la mañana), tos, lagrimeo ocular, silbido al respirar, comezón.

Prevención de las alergias por los ácaros:

La principal prevención para evitar las alergias producidas por los ácaros domésticos, es la eliminación de los mismos:

La alergia a los ácaros
La alergia a los ácaros

• Aireación de habitaciones a diario.
• Exposición al sol, de colchones y ropa de cama.
• Lavado periódico de alfombras y ropa de cama.
• Aspiración de todos los elementos de una habitación, con aspiradores con filtros especiales.
• Uso de fundas anti ácaros
• Evitar los animales domésticos dentro de la casa.
• Los muñecos de peluche deben lavarse frecuentemente.
• Renovación periódica de las tapicerías
• Mantener la atmósfera seca, no más de 50-60% de humedad, y la temperatura entre 18-20ºC.
• Control de ácaros mediante test.
• Evitar las regiones de climas húmedos.

Calificación:
Recomendamos Leer

La fiebre del heno es una afección alérgica ocasionada por la respuesta del...

0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse